#60: Hasta que te rindas - Victoria Vilchez


Datos del libro


Portada:



Título:
Hasta que te rindas

Saga: No/ Autoconclusivo
Autor: Victoria Vilchez
Editorial: Ediciones Kiwi
Año de publicación: 28/ Mayo/ 2018
Categoría: Romance, New Adult



Una fiesta y un bar es todo lo que creen necesitar las amigas de Elizabeth para empujarla a superar su reciente ruptura amorosa. Solo que la cosa va a írseles un poco de las manos… Y cuando se dé cuenta de en dónde se ha metido es probable que ya sea demasiado tarde.

Una intensa, divertida y romántica historia que te atrapará.



Un romance sencillo que no representa ningún estrés para el lector, un romance sin tanto drama que muestra como poco a poco se construye una bonita relación dejando atrás los prejuicios.

Bueno, primero que todo quiero darle gracias a Ediciones Kiwi por el ejemplar, la portada y la maquetación del libro está muy linda.


Lizzy queda mal después de una dura ruptura con su novio, el cual le puso los cuernos y es profesor de la universidad en la que estudia, y para colmo es su jefe en cierto sentido. Ella sale a festejar con sus amigas, dispuesta a disfrutar su vida y olvidar a su ex. Mientras estaba borracha se choca en un bar con Oliver, un hombre atractivo y encantador a simple vista, después de un acalorado momento Lizzy descubre algo que la deja en shock, Oliver es un stripper. Y no solo eso, sino que estudia en la misma universidad que ella.

Oliver encuentra en Lizzy un reto y piensa luchar hasta conquistarla, hasta que alguno de los dos se rinda a la atracción. La vida de ambos da un completo giro cuando dejan atrás los prejuicios y empiezan a descubrir cosas profundas, más que un simple gusto carnal entre el uno y el otro.

Bueno, la narración del libro tiene un lenguaje sencillo, moderno y actual, lo cual facilita su lectura. La trama se desarrolla con mucha velocidad y prácticamente hace que el libro sea muy rápido de leer.

El tema del romance que se maneja en el libro es diferente, no hay tanto drama ni problemáticas que las considere serias, no hay la “acción” que estoy acostumbrada a leer. Al final del libro consideré por un momento que es un romance que se pasa de simple, pero pude llegar a la conclusión de que es solo una bonita de historia de amor, que no te hace sufrir, sino que todo es muy lindo. Es entretenido, es un amor que únicamente tiene que luchar contra los prejuicios y romper la mentalidad arraigada que tiene cada uno de los protagonistas.

No puedo negar que la tuve que pensar demasiado para colocarle una calificación al libro, es que estoy acostumbrada a los romances que tengan ciertas complicaciones graves que afecten realmente el destino de los protagonistas, que uno no sepa que sucederá al final, pero pensándolo bien el libro tiene pequeñas complicaciones, es una lucha contra los prejuicios y hay pequeños obstáculos que superan con facilidad lo cual me pareció realista. Una verdadera relación no tiene tantas oposiciones, las cosas son más simples y los problemas se afrontan poco a poco.

Los dos protagonistas como he dicho anteriormente son Oliver y Lizzy, ambos igual de importantes, y con el libro podemos conocer sus pensamientos y el cómo son.

Oliver Hunt, es un hombre de ensueño y lo digo porque es el típico chico que luce como malo, que lleva tatuajes y que ha tenido una vida dura, pero él rompe el molde, no es una persona seca o grosera, no es el típico chico malo con actitud dura. No, es tierno, comprensivo, y es muy sencillo tomarle cariño. Claro, tiene problemas con enamorarse, no sabe lo que es eso porque ninguna chica ha querido conocerlo realmente, solo quieren quedarse con la parte linda (el fisico) y el resto no les importa. Aun así, Oliver se abre completamente a la idea del amor, es estudioso y me encanta su actitud.

Lizzy es nuestra protagonista femenina, también me llevé sorpresas con ella, al principio pensé que era la típica estudiosa, ordenada y controladora. Y si, tiene un poco de eso, pero también es arriesgada, no se deja vencer por nada, es decidida y cuando ama lo hace con el alma. Tuvo una infancia difícil económicamente, pero siempre está intentando ayudar a quien lo necesita, además que adora cantar. Es una chica que era otra persona cuando estaba con Mike (su ex), siempre intentaba comportarse, ser ordenada, ser lo que él quería, y olvidó poco a poco quien era realmente, hasta que llegó Oliver, con él se autodescubrió a sí misma y volvió a ser la chica que era.

Los otros personajes secundarios me parecen irrelevantes, no se profundiza tanto en ellos. No pude tener una conexión especial ni nada por el estilo, simplemente para mí no tuvieron una importancia significativa.

Los “malos” por así decirlo, que son los que se oponen y presentan problemas para los personajes, bueno tampoco fueron significativos.

Y hay un serio problema, no sentí una conexión especial con los personajes, solo lo vi como una historia de amor bonita que enseña muchas cosas, pero no sentí emoción o tenía algún miedo por lo que pasaría, no sé... todo fue demasiado rápido y creo que faltó intensidad, y estoy acostumbrada a leer amores que te pongan la piel de gallina, que te hagan sufrir, llorar, y emocionarte, y tristemente no lo logré con esta obra.  Aun así, no mentiré, me entretuve bastante y llegué a sacar varias sonrisas con escenas divertidas. Y la relación de Oliver y Lizzy fue muy bella.

El único problema que se recalca demasiado en el libro son los prejuicios, y bueno, este aspecto me gustó demasiado, todo el libro te enseña a no juzgar a las personas por lo que ves, que hay que conocerlas, saber cómo fue su vida y por qué son como son. Es una enseñanza muy importante, no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones, y lo más importante, no hay que juzgar.

La verdad es que al principio pensé que sería un libro erótico, tenía toda la pinta de serlo por la portada, y los primeros capítulos que estuvieron bien explosivos, pero luego todo es solo romance, ya no hay ninguna explosión, ni con la primera vez que estuvieron juntos Oliver y Izzy, la verdad es que esperaba mucho, demasiado de esta escena y sin duda me quedó faltando, no sentí que se le diera la importancia que merecía. ¡Todo el libro esperando ese momento! Y cuando llega es narrado de una manera que me quedé un poco decepcionada, nada que ver con los primeros capítulos explosivos. Simplemente la batería se acabó.

Creo que una palabra para definir el libro es “superficial”, todo es rápido y por encimita y personalmente no me conecté, aunque la historia me gustó, quedé corta, prácticamente devoré el libro.

Aunque la verdad es que quiero leer más historias de la autora, ya que he visto varios libros de ella por ahí que me llaman mucho la atención, además su manera de describir y narrar me gustó.

En conclusión. Hasta que te rindas es una novela de un amor simple, contra los prejuicios y que no tiene ninguna problemática en sí, es un libro entretenido y lindo, pero creo que me faltó mucho más. Los protagonistas me gustaron demasiado, pero quería más conexión con el lector. Sin embargo, es un libro sencillo que puedes terminar de leer muy rápido. Me gustó, pero no me encantó.

Mi calificación para este libro es de:



Mis citas favoritas del libro Aquí

Consulta libros de la editorial Aquí