#54: Nieve de Primavera - Yukio Mishima


Datos del libro

Portada:



Título: Nieve de primavera
Título original: Haru no Yuki
Tetralogía: El mar de la fertilidad 1/4
Autor: Yukio Mishima
Editorial: Shinchōsha Alfred A. Knopf
Año de publicación: 1966
Categoría: Novela.



Considerada como el testamento ideológico y literario de Yukio Mishima (1925-1970). «El mar de la fertilidad» es una tetralogía en la que el autor abarca a través de su inconfundible mundo narrativo la evolución del Japón desde comienzos del siglo XX hasta los años 1970, expresando su rebeldía contra una sociedad que él consideraba sumida en la decadencia moral y espiritual. Articulase en torno a la trágica historia de amor entre los jóvenes Kiyoaki y Satoko “Nieve de primavera” es la primera novela de esta serie que vertebra como testigo y protagonista Shigekuni Honda. En ella, Mishima retrata con una severidad no reñida su singular estética la rápida apertura hacia formas de vida occidentales y burguesas que propició en Japón la restauración Meiji en detrimento de la cultura tradicional.
  
Nieve de primavera es una tragica historia donde nos muestra una perspectiva del romance, de cómo surge y como acaba. Un espectacular libro que enseña los inicios del Japón moderno y su cultura, mientras que nos presenta personajes memorables con historias únicas.

Primero que todo, quiero agradecerle a Vintage Libros por el ejemplar.



He leído clásicos románticos trágicos, pero este libro fue uno de los que recordaré hasta el final, se lleva la corona de lo trágico hasta ahora.

La historia principal (porque en si el libro abarca muchas historias) trata sobre Kiyoaki y Satoko, y su historia de amor poco convencional, porque si, me pareció muy salido de lo que solía leer en el romance clásico. Ambos personajes se enamoran en circunstancias extrañas, pero lo que marca su historia es que solo descubren sus verdaderos sentimientos, cuando ya es muy tarde para sentirlos libremente. Su amor queda prohibido por demasiados obstáculos, que ambos intentan ignorar, hasta que la realidad los golpea, y los golpea fuerte.

Como mencioné anteriormente, este libro es muy complejo en todos los sentidos, es narrado en tercera persona y siempre es cambiante porque abarca diferentes perspectivas, abarcando a los personajes más significativos, y el autor es muy descriptivo lo cual hizo que pudiera visualizar tal cual, fue magnifico imaginarme el antiguo Japón con su belleza imperial, gracias a las descripciones del autor. También profundiza mucho en la cultura, las tradiciones, la educación, los mitos, de la antigua Japón. Es como una novela romántica e histórica donde el autor está contextualizándote a cada momento, para que la experiencia al leerlo sea mejor.

Pero bueno, creo que esto a veces es un punto en contra, porque tantas descripciones a veces pasan de entretenidas a abrumadoras, y creo que no cualquiera puede leerlo sin aburrirse, yo por lo general ya estoy acostumbrada a este tipo de narración, pero hay muchos lectores que sinceramente no creo que le puedan seguir el ritmo a la lectura... se vuelve pesado. Hasta yo misma llegué a puntos que me estresaba leer.

El libro es muy metafórico, la verdad es que hay muchas escenas en las que tardé en comprender, a veces hasta hay escenas que se describen en un lenguaje poético anticuado. Y hay unos diálogos muy bien elaborados en los cuales los personajes tratan de dudas existenciales.

Tocando el tema de los personajes... bueno, en este libro hubo demasiados, lo interesante es que al principio había varios que parecían insignificantes y fueron tomando demasiada importancia para el desenlace de la historia. Para mí, hubo tres personajes principales, cada uno completamente distinto al otro en tantas formas que era imposible relacionarlos, pero el autor lo hizo.

Primero, está Kiyoaki, al que considero el dueño de la historia. Este chico es demasiado raro e inestable para mí, es decir, es serio, muy guapo, lo describen con una belleza demasiado encantadora, es hijo de un marques, es una persona muy reservada y la verdad es que siempre da la sensación de que oculta algo, es intrigante... pero... es demasiado impulsivo, hasta podría decirse que caprichoso.

Satoko, una mujer en todos los sentidos sabe lo que quiere, pero tiene demasiados obstáculos por las responsabilidades que le toca. Es una chica hermosa, educada, pero con la desgracia de no poder opinar lo que desea libremente, pero es porque ella misma se cierra. Cuando se sume en la tristeza solo deja que todo a su alrededor pasé como le dé la gana y no lucha si quiera.

Honda, estudioso, con metas muy altas las cuales sabe que cumplirá, es una persona muy racional la cual se cuestiona todo.

Hubieron más personajes realmente interesantes, pero no los nombraré para que se lleven sorpresas al conocerlos por ustedes mismos.
 
La historia en si es lenta y extensa, hasta yo misma me enrede en ciertas escenas. El romance es demasiado complicado, pero eso es como lo que más llama la atención, todo sucede de maneras que realmente no esperaba... es un amor que se despierta desde lo prohibido, es obsesivo, pero apasionante y muy deseado.

Y por último quiero darles un consejo, nunca lean la oración final del libro antes de leerlo completo (yo no lo hice, mi hermana sí). Ese final llega como bomba, pero me parece que es un buen final, le dio como esa chispa de intriga a todo, además de que ayuda a que el libro se salga de lo convencional.

En conclusión. Nieve de primavera es un clásico romántico que relata una historia de amor trágica, mientras que le permite conocer al lector la cultura del Antiguo Japón. Un libro entretenido, interesante, pero con una narración demasiado lenta. Y lo más importante de todo, es una historia que sorprende completamente, dejando con intriga desde el comienzo.


Mi calificación para este libro es de:



Primer libro

Libro siguiente: Caballos desbocados

Cronología de libros Aquí

Mis citas favoritas del libro Aquí

Consulta libros de la tienda Aquí