#51: Harry Potter y el prisionero de Askaban - J.K Rowling


Datos del libro

Portada:


Título: Harry Potter y el prisionero de Askaban
Título en Ingles: Harry Potter and the Prisoner of Azkaban
Saga: 3/10
Autor: J.K Rowling
Editorial: Bloomsbury Publishing
Año de publicación: 1999
Categoría: Fantasía, aventuras, literatura juvenil





Por la cicatriz que lleva en la frente, sabemos que Harry Potter no es un niño como los demás, sino el héroe que venció a lord Voldemort, el mago más temible y maligno de todos los tiempos y culpable de la muerte de los padres de Harry. Desde entonces, Harry no tiene más remedio que vivir con sus pesados tíos y su insoportable primo Dudley, todos ellos muggles, o sea, personas no magas, que desprecian a su sobrino debido a sus poderes.
Igual que en las dos primeras partes de la serie –La piedra filosofal y La cámara secreta– Harry aguarda con impaciencia el inicio del tercer curso en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Tras haber cumplido los trece años, solo y lejos de sus amigos de Hogwarts, Harry se pelea con su bigotuda tía Marge, a la que convierte en globo, y debe huir en un autobús mágico. Mientras tanto, de la prisión de Azkaban se ha escapado un terrible villano, Sirius Black, un asesino en serie con poderes mágicos que fue cómplice de lord Voldemort y que parece dispuesto a eliminar a Harry del mapa. Y por si esto fuera poco, Harry deberá enfrentarse también a unos terribles monstruos, los dementores, seres abominables capaces de robarles la felicidad a los magos y de borrar todo recuerdo hermoso de aquellos que osan mirarlos. Lo que ninguno de estos malvados personajes sabe es que Harry, con la ayuda de sus fieles amigos Ron y Hermione, es capaz de todo y mucho más.


Esta tercera entrega me ha cautivado por completo, hasta ahora es el mejor libro de la saga que he leído.

Harry, Ron y Hermione van a otro año en Hogwarts, pero las cosas desde un inicio son demasiado extrañas, hay dementores custodiando Hogwarts y todos los maestros están muy pendientes de Harry, a tal punto que lo sobreprotegen de maneras estresantes. Pero bueno, no es para menos. Sirius Black, el padrino de Harry, ha huido de Askaban y todos creen que quiere acabar lo que inició. Al parecer, Sirius era el mejor amigo de James Potter, tanto así que eran inseparables, pero Sirius le dio la espalda y le entregó los Potter a Voldemort, revelando su escondite. Ahora, Harry está desesperado por encontrar al asesino de sus padres y cobrar venganza, pero los caminos a la verdad están demasiado torcidos y se llevará demasiadas sorpresas las cuales le cambiaran prácticamente toda su vida.


La narración de la autora como siempre es espectacular, pero con este libro me pasó algo curioso, y es que noté el cambio en Harry. La narración se adaptó sorpresivamente a la edad del protagonista, dándonos a mi parecer un libro más maduro. En el cual las escenas cómicas desaparecieron en su mayoría.

También destaco que la autora siempre al inicio de la historia contextualice todo de una manera resumida y excelente, para los que no se hayan leído los libros anteriores no se pierdan nada en absoluto.

La nueva “problemática” de este libro me encantó, desde el principio se le destaca, dándole la importancia que merece dicho acontecimiento.

Hay muchas cosas nuevas que hacen que los lectores se enamoren cada vez más de la historia. Quisiera contarles un poco de todas las novedades que aparecieron.

Nuevos objetos: Como la Saeta de Fuego, la escoba más rápida de todas. Y el mapa de los merodeadores, el cual tiene una historia que a mi parecer es hermosa, sus creadores: Lunatico, Colagusano, Canuto y Cornamenta me emocionaron con su bella historia, y me parece hasta cómico como llega a las manos de Harry, ya que siempre le ha pertenecido.

Nuevas criaturas: Todas fueron fascinantes, como los dementores, seres que absorben todos los recuerdos felices, dejando solo los atemorizantes, los que pueden volver a cualquier ser loco. Ellos vigilan la prisión de Askaban, a la cual también le dan protagonismo, podemos conocer este horrible lugar donde cualquiera preferiría morir antes de entrar. Y aquí aparece uno de mis hechizos favoritos, el Expecto Patronum, el cual es capaz de alejar dementores, pero solo un mago muy poderoso puede crear un Patronum que ahuyente a muchos. También aparecen los hipogrifos, criaturas mitad caballo, mitad águila, animales muy nobles que hay que respetar y admirar. Los boggart no quedan atrás, son criaturas muy interesantes, adquieren la forma que más te atemoriza y la risa los vence.

Nuevos personajes: Me han robado el corazon de maneras que jamás pensé. Como Lupin, el nuevo profesor de artes oscuras, el cual me encantó por su comportamiento y para que, hasta yo quería asistir a sus clases. Su nobleza y sencillez destacaron completamente.

Hagrid también aparece con una nueva faceta… ahora es maestro. Y no les niego que amo a este personaje desde el inicio de la saga, y la verdad me encanta verlo como se merece, no un simple guardabosques, sino un maestro que da la talla a la perfección.

También hay una nueva maestra medio loca, Trelawney, esa señora me da mucho miedo, creo que es un personaje que necesita ir a psicología con urgencia. ¿No hay psicólogo en Hogwarts?

Y claro, otro nuevo personaje en el cual se centra la historia. Sirius Black. El nuevo malvado que no es malvado, sino que es la cosa más bella de este mundo. Me conmovió mucho la historia de Sirius, la pasó muy feo por injusticias de la vida. Me parece que es un personaje muy profundo con el cual cualquier lector puede empatizar.

Quiero decir que Snape en este libro me cayó más mal que nunca, lo odié a niveles extraordinarios, y aunque la verdad me conmovió saber que fue víctima de Bullyng por James y sus amigos de joven. Bueno, me siguió cayendo pésimo ese hombre. Y lo peor de todo es que creo que está tomando más importancia en la historia. Su egoísmo y arrogancia no tienen límites. (por las películas ya sé sus verdaderas razones, pero a ver. Sigue siendo un maldito nivel zeus)

La verdad es que en todos los libros aparecen nuevas cosas, nuevos personajes, nuevas criaturas, que hace que la historia se vuelva más compleja y más fascinante. Sin duda el libro me encantó mucho.

En conclusión. Harry Potter y el prisionero de Askaban es un libro más maduro, con nuevas cosas que alimentan mucho la imaginación del lector. La autora sabe manejar absolutamente todo de manera extraordinarias que solo hacen que mi respeto por ella aumente. Un libro conmovedor que nos cuenta más del pasado y del cómo afecta este los futuros de los personajes que tanto amamos.


Mi calificación para este libro es de:




Cronología de libros Aqui

Mis citas favoritas del libro Aquí